Blogia
El Paranaense

Cambio Climático

Cambio climático: se acorta el invierno en Misiones

Aumentó un grado la media anual de temperatura los últimos 30 años. El invierno desaparece lentamente. Las sequías se repiten año tras año.  

El meteorólogo Fabio Cabello, quien desde hace 20 años estudia el clima en Misiones, advierte las evidencias del cambio climático en la región: más días de calor, menos invierno, lluvias torrenciales y frecuencia de sequías. En diálogo con Mariquita Torres, durante el programa La Voz Capital (FM 99.3), explicó:  

¿Es real el cambio climático en la región? ¿Cuáles son las evidencias?  

No sé si realmente la gente lo percibe, pero si vamos a los números, a las cantidades de precipitación, a los valores térmicos y a las frecuencias de sequías, por ejemplo, hay un cambio notable. Con la temperatura media anual, hemos pasado de los 21 grados a los 22 grados de media anual en los últimos 30 años y es un tiempo muy corto.  Tenemos meses con temperaturas superiores a las normales con respecto a la media climática y me refiero a julio del año pasado que fue el mes más caliente de los últimos años, con cuatro grados por encima de la media climática.  Aquí tengo que el mes de enero estuvimos con temperatura normal, en febrero tuvimos seis décimos por encima de lo normal y en marzo 2,6 grados por encima y ahora en abril estamos 1,9 grados arriba de la media climática normal. Prácticamente de doce meses que tiene el año, diez estamos por encima de la media climática. 

Esto implica que hay una disminución de los tiempos de frío. 

Si, se reducen en invierno los días de frío. 

El Calentamiento Global es un hecho en Misiones. 

Si. Ya las heladas prácticamente están desapareciendo. Los períodos de sequía que teníamos cada 5 años, los estamos teniendo todos los años y van de 25 a 45 días, lo cual es mucho para la provincia. 

¿Qué se recomienda para ayudar a mitigar el cambio climático? ¿Qué podemos hacer como ciudadanos? 

El cambio climático realmente se nos ha escapado de las manos. Es como cuando un fumador crónico va al médico y tiene los pulmones realmente tapados, sin capacidad pulmonar para almacenar aire. Entonces el médico le dice que deje de fumar y el paciente pregunta si se va a mejorar, a lo que le responde que no se va a mejorar pero por lo menos no va a empeorar.Acá estamos con una concentración de dióxido de carbono y estamos llegando a las 430 partes por millón; cuando comenzó la revolución industrial a fines del siglo XVIII, las partes por millón eran de 220. 

O sea que en dos siglos duplicamos lo que fue estable durante millones de años. 

Exactamente. Hace cinco años la comunidad científica internacional discutía los alcances del calentamiento y sus efectos reales, pero ya hace dos años los Gobiernos del mundo han sido concientizados por la comunidad científica y hay diferentes programas de las Naciones Unidas para dar alguna solución. 

¿Se hacen efectivas las medidas?  

No, es todo discursivo. El último congreso que se llevó a cabo el mes pasado se anunció que cualquier gas que se siga emitiendo es perjudicial. Por ejemplo, debería reducirse la emisión de gases de los automóviles, deberían dejar de venderse heladeras, aires acondicionados. 

Algo que así planteado parece imposible. 

Utópico, totalmente. Así que el desafío es para los gobiernos, las ciudades, los municipios, que reconfiguren por ejemplo, como se hace en Europa, las edificaciones urbanas, el trazado de calles, ampliar los desagües pluviales, porque hoy por hoy cualquier lluvia es intensa y se inunda la ciudad. Creo que vamos a tener que adaptarnos a estos cambios climáticos, saber que vamos a tener fenómenos más severos, lluvias intensas, convivir con el barro o con el calor en períodos de invierno, como tuvimos el año pasado con temperaturas de 30 grados. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres